Vea nuestros videos en Youtube Siganos en facebook Subscribase a nuestro RSS feed

Sábado 19 de Agosto de 2017

04 Diciembre 2012

Los indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua.

Posted in Participación política

Para los que venimos de afuera, la historia de Nicaragua se presenta como un ciclo permanente de sujetos colectivos que irrumpen (casi siempre de manera violenta) en el escenario político para muchas veces apagarse tan sorpresivamente como habían venido. Tal fue el caso con los conservadores y los liberales somocistas, los sandinistas
de los años 1980, pero también de muchos movimientos sociales como de los estudiantes luchando por el 6 porciento, los trabajadores del Nemagón y los indígenas de la Costa Caribe de Nicaragua.

Rompiendo con este paradigma volcánico ha surgido últimamente, de manera muy pacífica, una nueva fuerza social y cultural en el horizonte de Nicaragua, basada en los pueblos más antiguos: los indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua (PCN). Hasta hace poco desconocidos por la abrumadora mayoría de la población nicaragüense lograron subir, sin mucho ruido, paso a paso, a la tribuna del escenario nacional, hasta la fecha más bien amparados por convenios internacionales que por la
legislación nacional.

Luchando por sus derechos como pueblos originarios y por sus tierras y costumbres ancestrales 330 000 miembros de comunidades indígenas, a veces tan remotas como Mozonte o Muy Muy y a veces tan cercanas como los Sutiabas en León y los Nahoas en Rivas, lograron romper la crisálida de su aislamiento al que les habían confinado durante siglos el Estado Nacional, algunos terratenientes sin corazón, empresas transnacionales sin alma y hasta sus propios hermanos indígenas de la Costa Atlántica.

Bajo el título: “¡Nosotros sí existimos!” los indígenas del PCN acaban de editar un libro que se presentará el martes 4 de Diciembre, a las 6:00 pm en el Hotel Seminole de Managua.

Lo que se puede leer en estas 140 páginas es mucho más que un ejercicio académico de unos dirigentes indígenas y antropólogos expertos en la materia. Estructurado en siete capítulos con títulos tan sencillos como: “¿De dónde venimos? ¿Cuantos y quienes somos? ¿Para qué luchamos? ¿Hacia dónde vamos?”. Es el esfuerzo colectivo de 22 Pueblos PCN de acercarse a su propia identidad como pueblos, alzando la bandera de la Unidad en la Diversidad, propia de los movimientos indígenas de América Latina.

No es casual que la presentación de este libro se está dando en el marco de un evento de gran trascendencia para los pueblos indígenas de América Latina. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), en cooperación con el Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA), Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y del Caribe, Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas en la ONU y el Comité Organizador en Nicaragua integrado por el Gobierno de Nicaragua y los Consejos Regionales Autónomos del Atlántico Norte y Sur, está llevando a cabo en estos días, del 3 al 5 de diciembre un Taller de Consulta Preparatoria
para el establecimiento del Foro de Pueblos indígenas en el FIDA. La propuesta de establecer el Foro de Pueblos Indígenas es un intento concreto del FIDA para
institucionalizar un proceso de diálogo y consulta con las y los representantes de dichos pueblos a nivel nacional, regional e internacional.

La participación del Consejo de los Pueblos Indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua, órgano representativo de los indígenas de esta parte de Nicaragua que se creó en mayo de este año, es otro paso importante hacia la globalización del Buen Vivir -no solamente para los propios indígenas. Es un paso también hacia lo que unos
filósofos quechuas de Bolivia han estado llamando la “Indianización de las Américas”. Al igual que en los países andinos también en Nicaragua los indígenas podrían
ser el eje de la transformación político-social y ecológico-cultural de esta parte del país, en un tiempo en que la crisis del sistema neoliberal se está acercando a pasos agigantados.

Por eso el canciller de Bolivia ha convocado a los movimientos sociales del mundo a una gran reunión el 21 de diciembre de 2012, fecha en que se vence el calendario Maya, en el lago Titicaca para celebrar el advenimiento del reino del Buen Vivir no solamente para América Latina sino para el mundo entero.

Ver artículo completo en el nuevo diario, sección opinión.

Social Bookmarks